Desviación del tabique, ¿se opera siempre?

Seguramente si algún médico ha revisado por dentro tu nariz te comento que tienes desviado el septum nasal (nombre correcto que se le da a lo que conocemos como tabique nasal), tú no sientes que respires mal y ahora te preguntas ¿es necesario operarme?

La gran mayoría de la población (podría decir que hasta un 80% de la gente) tiene cierto grado de desviación del septum. No todas las personas que son diagnosticadas con desviación septal son candidatas a cirugía. Una persona es candidata a cirugía si el beneficio que me ofrece la misma, sobrepasa el riesgo de la cirugía. Para que se entienda mejor, puedo tener una desviación septal que me genera un problema, pero tal vez tengo un problema del corazón que pone en riesgo mi vida por el procedimiento anestésico y quirúrgico (me han tocado varios pacientes así, donde la mejor opción es no operar).  Un paciente con desviación septal puede tener una condición física óptima que no pone en riesgo la vida o la salud al ser sometido a la cirugía y a la anestesia y aún así no ser candidato a cirugía por la situación de su desviación. Entonces la respuesta a si cualquier desviación del septum nasal debe de operarse, es ... depende. 

Depende de si la desviación me esta generando o me puede generar un problema a futuro. Es muy frecuente que con desviaciones muy antiguas, no sintamos que respiramos mal por que ya nos acostumbramos a ello, pero ese es un caso en donde no veo el problema ahora (aunque ya está presente) pero será muy notorio en el futuro. Como siempre, para entender esto, lo primero es conocer un poco de la anatomía de la nariz.

El septum nasal es la pared que divide la nariz en lado derecho y otro izquierdo y tiene una función de soporte, regulación del flujo de aire (en conjunto con otras estructuras como los cartílagos nasales y los cornetes) y como límite para el crecimiento de los cornetes. Está formado por hueso en su parte posterior y cartílago en la parte anterior. La nariz tiene una forma que es más amplia en la parte media y más estrecha en sus porciones anterior y posterior (sobretodo en la anterior donde están las fosas nasales).

Dicho todo esto podemos explicar ahora si que desviaciones se operan y cuáles no. Una desviación que es muy anterior (que está en la zona más estrecha de la nariz) siempre genera obstrucción y alteración en el flujo de aire, aunque como comentamos antes, puede ser que no la sienta porque ya me acostumbre a respirar así. Estas desviaciones siempre se deben operar para corregirlas.  

Las desviaciones en la parte media de la nariz pueden generar obstrucción por sí solas o bien por que se genera una remodelación de la nariz en su parte interna. Como comentamos una de las funciones del septum es servir como límite para el crecimiento de los cornetes. Cuando existe una desviación en la parte media, es frecuente que del lado de la desviación el cornete no pueda crecer adecuadamente pero el del lado contrario crece demás. Esto con el tiempo hace que el cornete se mantenga gordo y genera una obstrucción del lado contrario a la desviación. Esto suele ser el motivo por el que acude el paciente a valoración y se sorprenden mucho cuando se les comenta que su desviación es hacia el lado contrario. Las desviaciones en la parte media también pueden generar obstrucción del drenaje de los senos paranasales, provocando rinosinusitis o bien pueden pegar contra pared lateral de la nariz y generar dolores de cabeza frecuentes (lo que se conoce como cefalea rinogénica). En los casos que se describieron en este párrafo, es necesario la corrección quirúrgica del septum.

Las desviaciones posteriores suelen generar cefaleas rinogénicas o bien pueden generar inflamación en la desembocadura de la trompa de Eustaquio (conducto que comunica la nariz y los oídos) lo que genera problemas de oído recurrente. De igual forma, las desviaciones posteriores pueden obstruir el drenaje del seno esfenoidal y causar rinosinusitis de este seno. En todos estos casos, es necesario operar.

Por último, los pacientes que tienen un problema de infección crónica o recurrente de oído (si, de oído), es necesario corregir las desviaciones septales ya que seguramente esto está afectando la trompa de Eustaquio. Esta corrección debe realizarse antes de cualquier cirugía de oído.

Cuando las desviaciones no me generan un problema en la respiración, una infección o alteración en el drenaje y ventilación de los senos paranasales y/u oído, o bien no son factores de riesgo para generarlas en el futuro, no es necesario operarlas.  

Para determinar si es necesario operar la desviación del septum que tengo, lo mas recomendable es acudir con un especialista que nos explique las alternativas de tratamiento, sus beneficios y riesgos.